Cuando los Jóvenes Aprenden a Conducir

Como padres de familia, tratamos de guiar y proteger a nuestros hijos en todo momento. Una de las enseñanzas que pocas personas reconocen como importantes es: aprender a conducir un vehículo. Es necesario, como conductor responsable, educar y enseñar a nuestros hijos en edad legal para manejar, de las habilidades que los convertirán en buenos conductores.

Todo buen ejemplo comienza en casa. Tus hijos necesitarán de un buen maestro de manejo y si tú eres un conductor responsable que sigue el reglamento de tránsito, entonces tus hijos en edad para manejar, ya han observado buenos hábitos de manejo.

Comienza su enseñanza con situaciones sencillas pero importantes, como ajustar el asiento a su comodidad y los espejos retrovisores para tener buena visibilidad. Dales a conocer cómo usar las luces, limpiaparabrisas y equipo de seguridad.

Se recomienda usar un área de estacionamiento que esté vacía y alejada del tráfico. Aquí es donde podrás enseñar cómo acelerar y frenar. Dar vuelta y también estacionarse. Enseñar y aprender a manejar es un proceso que no se termina en un par de días. Debes de pensar que mientras más preparados estén tus hijos para manejar, disminuyes las probabilidades de que tengan un accidente.

En caso de que no tengas el tiempo necesario, busca ayuda con un familiar que sea responsable para que enseñe a tus hijos a manejar. No olvides que este es un paso importante en el desarrollo de tus hijos como conductores responsables.